JOSE OCHOA CASTILLO

LA FRASE DEL DIA

¿QUE ES LIBERTAD?

Cuando leí la obra “DESARROLLO Y LIBERTAD” del Premio Nobel de Economía AMARTYA SENN, pude comprender que es preferible tener una buen calidad de vida que una gran riqueza. ¿Quién es más rico un pescador que vive de su arte, feliz. o un multimillonario con una enfermedad terminal?







martes, 19 de octubre de 2010

LEGALIZAR... LEGALIZAR (I)

Hoy en México se libra una batalla más en la guerra de las drogas, se parece mucho a los tiempos del primo del asesor del ex presidente Uribe, aquí ya nos acostumbramos a que todos los días los diarios reporten los muertos de esta cruenta lucha entre los buenos y los malos, ya estamos inmunizados, como cuando lo hicieron con la gripe que no era gripe pero si un gran negocio.
El vicio es algo natural del ser humano, su principal vicio es asesinar y por medio de él ha progresado, Caín se volvió un prospero agricultor, al matar a su hermano que tenia ovejas y ya lo tenían cansado de que se le comieran su producción, eligió lo más sabio del ser humano cortar el mal de raíz, consejo que no le daría a nadie, dicen las malas lenguas que Jehová lo condeno a errar por todo el mundo, mentiras lo que paso es que imito lo que hizo uno de los hermanos Nule se fue de Israel a pasear con su familia, cuando eso no había ni contraloría, ni procuraduría, ni fiscalía.
De ahí en adelante y para no alargar el cuento, el hombre empezó a perder su humanidad y a solucionar sus problemas matando indiscriminadamente y progresando en el uso de las armas que empezó con la quijada de un burro y hasta hoy va con las horrendas bombas atómicas y todos sus avances maquiavélicos y quirúrgicos. Hoy los japoneses agradecen a los gringos que gracias a las dos bombitas los libero de la alianza con Hitler (en ese tiempo eje del mal) y les trajo bastante progreso.
Pero volvamos a nuestro problema la guerra de las drogas hay que diferenciarla muy bien la que libran con todos los fierros los llamados narcotraficantes, muchachos que el mundo les ha negado la oportunidad de tener a través del equilibrio social, negocios a diferencia de los que hoy tienen los terratenientes o grandes industriales o grandes banqueros (que recibieron las ayudas de los pobres a través de AIS), los narcos han decidido por cuenta propia y a puro pulso llenar un nicho en el mercado, donde los compradores están habidos y a la expectativa de calidad del producto, que se distribuye en las grandes potencias, las que sus habitantes tienen la capacidad financiera de adquirir la nieve latinoamericana, porque a los líchigos de acá solo pueden consumir bazuco, allá se vende por toneladas como se debe hacer para cumplir con el modelo exportador de nuestra economía y se legaliza con la mirada complaciente, benemérita e incapaz de las autoridades, que combaten el crimen en el mundo pero en su propia casa “los de la vista gorda”, parecen policías de tránsito, si los narcos se hubiesen dedicado a explotar minas de oro, esmeraldas, estarían cuestionados por el efecto paramilitar y explotador y fuera de eso condecorados por instancia internacionales; si fuera de carbón, muertos y enterrados gratis y sin setenta días de TV.
Los otros son los que producen drogas institucionales que permanecen en el mercado después de ser prohibidas hace más de cincuenta años, para la muestra un botón la DIPIRONA, prohibida en los E.U. desde ese tiempo pero sigue produciéndose por los mismos laboratorios y vendiéndose donde no se ha prohibido, así como esa hay muchas más y que son noticia al ser retiradas por el INVIMA, después de producir sus daños secundarios y colaterales, ¿Cuál será la sanción a este crimen sistemático? El gobierno tiene la última palabra.
Ambos productos generan vicio, Uds. Vieron como funcionaba el cartucho, antes de su desplazamiento y reubicación en las diferentes hoyas que hoy existen en la capital de la republica, y observan las filas en las EPS y IPS donde se distribuye la legal que consume la vida lentamente o te produce otra enfermedad, para buen entendedor en pocas palabras, la droga legal que la diferencian diciéndole fármacos,  te estabiliza el azúcar en la sangre pero te destruye el hígado y el riñón entre otros, para que esa droga, si la azúcar hace el mismo cometido, sin tantas restricciones y placer, o me va a negar que consumir azúcar no es un placer y un vicio fenomenal.
Entonces donde quedamos somos abstemios o viciosos, rompemos la reglas o somos sumisos a ellas, quien tendrá la razón, espere el segundo capítulo de esta historia que estoy seguro les encantara.   

1 comentario:

Luis Rameiro dijo...

Para que termine la guerra del narcotrafico hay que legalizar